21/10/15

Sonrió

El último rayo de luz del mes de Agosto se esfumaba entre sus dedos al mismo ritmo, vertiginoso y febril, de aquel cigarrillo posado en sus labios. Aquellos en los que tan a gusto había estado posada yo. El otoño, siempre triste, llegaba a regañadientes sabiendo que no era deseado. “Haremos el verano algo más largo” me susurró mientras el disgusto al despedirnos quebraba sus ojos. Sonrió levemente y huyó con el humo de la última calada.

Noemí Alonso Hidalgo, 20 anos, Salamanca, prof Paula Pessanha Isidoro

Reto 50agosto, a gusto, disgusto, regañadientes