21/10/15

La casa equivocada

Era una semana de verano bastante calurosa y eran las fiestas patronales del pueblo vecino, las cuales solemos visitar cada año aunque este año pasó algo diferente. Siendo el segundo día de las fiestas, y estando todos un poco pasados de copas decidimos que era hora de volver a casa, pero mi hermano ese día dormía en casa de su amigo, aunque al final amaneció en una casa desconocida. Por suerte nadie se percató de su presencia.

Alejandro Gonzalez Caro, 23 anos, Badajoz, prof Paula Pessanha Isidoro

Reto 49historia medio loca sobre las vacaciones