21/12/15

Un dia sin uvas

Todo parecía perfecto. Ya solo quedaban dos días para Nochevieja y no faltaba nada, todo estaba en orden. Las bebidas en la nevera, toda la comida lista, la sala de festejos perfecta… todo parecía correcto. Y por fin llegó el día, fue todo muy bien hasta que nos percatamos de que nos faltaba lo más importante, las uvas. No podía ser, la mala suerte llegaría a nuestras vidas solo por un puñado de uvas, doce, exactamente, doce.

Alejandro González Caro, 23 anos, Badajoz, prof Paula Pessanha Isidoro, USAL
Desafios nº 28 e 29 – Natal e Passagem de Ano


Sem comentários:

Publicar um comentário