21/10/15

¡Qué disgusto!

Era agosto y estábamos bañándonos en la piscina natural de la sierra. Incluso Marcela, que había ido a regañadientes, porque prefería la playa, se encontraba muy a gusto. Pero de repente vimos acercarse unos barcos de juguete y, al momento, alguien nos pidió que saliéramos del agua, explicándonos que ese fin de semana se celebraba la tradicional carrera de barcos por radiocontrol del pueblo. Justo el fin de semana que habíamos elegido para nuestras vacaciones. ¡Qué disgusto!

Laura Herrero Román, 28 años, Salamanca, prof Paula Pessanha Isidoro
Reto 50agosto, a gusto, disgusto, regañadientes  

Sem comentários:

Publicar um comentário